¡Dile adiós a ese grifo que gotea! Aprende cómo arreglarlo

Empresa Multiservicios en Santa Cruz de Tenerife

677 827 209

Fontanero arreglando grifo que gotea con llave inglesa

Si estás harto de escuchar esa gotita de agua que no deja de caer de tu grifo, estás en el lugar adecuado. Vamos a enseñarte paso a paso cómo arreglar un grifo que gotea, así dejarás de desperdiciar el agua y tu paciencia. ¡Vamos allá!

 

¿Por qué puede gotear un grifo?

 

Antes de ponernos manos a la obra, es importante entender por qué puede estar ocurriendo esto:

 

Juntas desgastadas: Las juntas son piezas de goma cuya función es sellar las conexiones entre las diferentes partes del grifo. Con el paso del tiempo y por la acción del agua se pueden desgastar y tener filtraciones.

 

Problemas en la válvula: Esta controla el flujo de agua, y si está defectuosa o rota, provocará la perdida constante del agua.

 

Desgaste en los componentes internos: Con el tiempo, los componentes internos del grifo pueden desgastarse y provocar fugas. Revisar y reemplazar estas piezas puede detener el goteo.

 

¿Que herramientas necesito?

A menos que la fuga de agua sea más profunda o interna, no vas a necesitar herramientas especiales, más allá de una llave inglesa, destornillador, alicates y los repuestos que necesites, por ejemplo una junta.

 

Pasos para arreglar un grifo que gotea

 

Ahora que conoces las posibles causas, toca saber cómo arreglar un grifo que gotea, pero antes de empezar, si no te sientes seguro, o no crees poder volver a montar el grifo después de desmontarlo, es preferible dejárselo a un profesional. Si te ves con conocimiento suficiente sigue estos pasos y lo tendrás listo de forma rápida y eficaz:

 

  1. Cierra el suministro de agua: Antes de empezar cualquier reparación, asegúrate de cerrar el suministro de agua que va hacia el grifo que vas a arreglar. Puedes hacerlo en la llave de paso general o una particular si la estancia tiene.

  2. Desmonta el grifo: Utilizando las herramientas adecuadas, desmonta el grifo con cuidado para acceder a sus componentes internos. Asegúrate de recordar el orden en el que desmontas las piezas para poder volver a armarlo correctamente. Te recomendamos que saques fotos o lo grabes con el móvil.

  3. Inspecciona las juntas y los sellos: Una vez desmontado el grifo, revisa las juntas y los sellos en busca de desgaste o daños. Si encuentras alguna junta deteriorada, reemplázala por una nueva para detener el goteo.

  4. Limpia y lubrica las piezas: Antes de volver a armar el grifo, asegúrate de limpiar y lubricar adecuadamente todas las piezas. Esto ayudará a prevenir futuras fugas y a que el grifo funcione correctamente.

  5. Vuelve a montar el grifo: Una vez que hayas reemplazado las juntas dañadas, limpiado y lubricado las piezas, vuelve a montar el grifo en el orden correcto. Asegúrate de apretar todas las conexiones de manera adecuada.

 

¿Y si el goteo persiste?

 

Si a pesar de tus esfuerzos el grifo sigue goteando, puede ser necesario llamar a un fontanero para que revise el problema, porque quizá sea algo más grave y así te aseguras de que quede todo correctamente arreglado.

 

En resumen, arreglar un grifo que gotea puede ser una tarea sencilla si sigues los pasos adecuados e identificas la causa del problema, aunque también lo será si la avería no es muy grande.

 



Volver al inicio

Contacto

Ponte en contacto con nosotros rellando el formulario.